El Ojito

    Ésta era la historia de una niña llamada Saulis.


    Un día común, Saulis se despertó y salió corriendo.

    – ¡Mami!, ¡mami!. – Dijo gritando Saulis.


    – ¿Qué pasa nena?. – Contestó la mami de Saulis.


    – Hay dos hombres vigilando la casa. – Dijo Saulis.


    -¿Qué cosas dices Saulis?. – Respondió su mami.


    La mamá salió a ver que pasaba fuera, mientras Saulis estaba agitada e impresionada.


    – ¡Oh no! ¡Saulis corre!!. – Gritó su mamá.
    Saulis corriendo se escondió bajo su cama. La mamá pensó que Saulis mentía pero en realidad Saulis había visto los abogados de su padre, los cuales venían a buscar a la pequeña Saulis para que se fueran con ellos.
    Finalmente todo quedó en un susto y todos siguieron viviendo felices.

    Maile Madera